Mindfulness para niños: El poder de la rana

Seguramente ya habrás oído mencionar en alguna ocasión el término “mindfulness” en tu día a día. Cada vez se encuentra más presente en tu entorno pero, ¿qué es realmente el mindfulness?, ¿cuál es su utilidad?, ¿qué puede aportar a tus hijos? Esas son algunas de las cuestiones que vamos a intentar resolver a lo largo de este artículo. 

 

En palabras de la terapeuta holandesa Eline Snel, fundadora de la Academia Holandesa para la Enseñanza de la Atención Plena y creadora de un método específico de meditación para niños, el mindfulness sería la aptitud de la mente para prestar atención a lo que hay, aquí y ahora, estando totalmente conscientes de cada momento que vivimos. 

 

 

El mundo en el que vivimos va muy deprisa. La sociedad nos demanda estar siempre pendientes del tiempo, y los niños también se ven afectados por este estilo de vida en el que muchas veces parecemos movernos como si lleváramos puesto un piloto automático. Colegio, deberes, clases particulares, actividades extraescolares y poco tiempo para jugar, disfrutar, y aprender de sí mismos y de los demás, son parte de la realidad con la que se encuentran los más pequeños en su día a día. 

 

Para la autora de Tranquilos y atentos como una rana, los niños ya poseen cierta capacidad para vivir el momento presente de forma innata lo que, por lo general, tiende a facilitarles una existencia más sencilla, ligera y feliz que la de los adultos. En este sentido, mindfulness hace referencia, a una conciencia plena que nos permite estar en el presente, dándonos cuenta de lo que ocurre a nuestro alrededor, aquí y ahora, sin juzgar lo que ocurre y aceptando las sensaciones y experiencias de forma amable. 

 

 

 

Hasta hace unos años, la meditación infantil era un campo al que no se le había prestado atención. Parecía un proceso demasiado complejo para los niños, además de innecesario, ya que no se tenía tan en cuenta que ellos también viven situaciones que les crean malestar. En la actualidad, el enfoque ha cambiado, ya que son numerosos los estudios que han demostrado los beneficios de la práctica de mindfulness para los niños. De hecho, algunos expertos en el tema, procedentes de distintas universidades, defienden que el entrenamiento en mindfulness y meditación favorece tanto a niños que presentan dificultades específicas, como a menores sin dificultades, contribuyendo directamente al aumento de su bienestar general. 

 

Se ha demostrado que los beneficios del mindfulness pueden observarse en diferentes áreas como: 

- Mejora del aprendizaje y el rendimiento escolar. 

- Estimulación la creatividad. 

- Favorecimiento de la concentración y la atención sostenida. 

- Ayuda a la regulación y el equilibrio emocional. 

- Potenciación de la capacidad de introspección. 

- Desarrollo de la amabilidad y la comprensión (hacia sí mismo y hacia los demás). 

- Mejoría de las habilidades sociales. 

- Favorecimiento de relaciones familiares positivas 

 

 

 

 

       

 

 

Marifé Sánchez Lucas


Psicóloga Centro Saraena

Col. Mu 02906

Please reload

Post destacados

Cuando el rostro pierde su expresión: Parálisis facial periférica

December 26, 2016

1/2
Please reload

Últimos post

February 22, 2016

Please reload

Archive
Please reload

Search By Tags
Please reload

Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

2019 Copyright Centro Saraena - Logopedia y psicología

Nº RES 40000452

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle