"Habla mucho pero no le entendemos": Alteraciones de la articulación en niños

 

Hoy en día, existen diversas alteraciones o dificultades en el habla de los niños, las cuales pueden ser debidas a distintas causas. Dichas alteraciones se manifiestan cuando está afectada la fisiología rítmico-articulatoria de la palabra y además subyace una dificultad, bien para establecer diferencicciones auditivas precisas, o bien para la realización práxica o articulación.

 

Las alteraciones del habla se pueden clasificar en:
 

1. Dislalias: alteración de la articulación de carácter funcional de uno o varios sonidos o fonemas del lenguaje de manera constante.

2. Retraso fonológico: determinados procesos fonológicos se ven alterados en determinados momentos evolutivos en la producción espontánea.

3. Disglosias: alteración de la articulación de carácter orgánico, bien sea de motivo anatómico o por malformación de los órganos periféricos del habla.

4. Disartrias: alteración de la articulación por implicación del Sistema Nervisoso Periférico.

5. Disfemias: trastorno de la expresión verbal que afecta al ritmo del habla.

6. Disprosodias: disfluencia o dificultad en el  flujo normal de habla.

 

La dificultad en la articulación de determinados fonemas viene siendo uno de los déficits con mayor frecuencia en los niños desde niveles iniciales en la educación preescolar inicial. Se trata de déficits cuya intervención es relativamente sencilla, no obstante, una intervención y reeducación a edades lo más tempranas posible es aconsejable para su pronta mejoría.

 

 

 

 

¿Qué son las dislalias?

 

Se trata de aquellas dificultades en el habla, no en el lenguaje, producidas por la incapacidad en la articulación de determinados fonemas de la lengua, en las cuales el niño omite ciertos sonidos o los sustituye por otros de manera incorrecta. Esto causa que su lenguaje pueda resultar en ocasiones ininteligible. Además, puede ocurrir que el niño sea capaz de articular correctamente el fonema aislado, pero no sea capaz de articularlo de manera correcta en palabras de su lenguaje espontáneo.

 

 

Tipos de dislalias:

 

Las dislalias, son por tanto un trastorno del habla que consiste en la dificultad de articular determinados fonemas o grupos de fonemas debido a una función anómala de los órganos periféricos, no del propio SNC.

 

Asímismo, las dislalias se pueden clasificar en:

 

- Orgánicas: causadas por defectos producidos en los órganos que intervienen en el habla. Estas pueden ser: labiales, linguales, dentales, nasales, palatinas o mandibulares, en función de la zona donde presenten la anormalidad.

- Funcionales: cuyo origen está causado por una función anormal de los órganos periféricos del habla (omisión, sustitución, alteración de fonemas…)

- Fisiológicas: debidas a la inmadurez de los órganos del habla.

- Audiógenas: asociadas a problemas de audición, por los cuales la percepción auditiva de los fonemas es deficiente.

 

 

 

 

¿Qué causas provocan las dislalias a edades tempranas?

 

Existen varios motivos o causas por los cuales aparecen estas dificultades en la articulación en niños. Al tratarse de un trastorno de la articulación del habla, este es debido a una función anómala de los órganos periféricos que intervienen en la articulación, no del SNC.

 

La articulación, además, al tratarse de un mecanismo de precisión, requiere que el articulador que actúa de manera activa se mueva correctamente hacia el articulador pasivo para así conseguir una adecuada posición, y finalmente, conseguir un buen sonido. Esto, a su vez, depende de una serie variables articulatorias, como son: dirección, velocidad, forma, contacto superficial y presión o fuerza. Si alguna de estas variables está alterada, el resultado será una articulación deficiente.

 

Se considera, por tanto, una incapacidad funcional debido a:

 

1. Mala posición de los órganos articulatorios, sin que existan trastornos asociados ni malformaciones orgánicas:

- Aberturas erróneas de la boca provocadas por cierta rigidez mandibular, sin dificultades musculares u óseas añadidas.

- Posición errónea de los labios que provoca la salida incorrecta de aire.

- Colocación errónea de la lengua en la posición dónde se articula cierto fonema o mala movilidad lingual.

- Falta de piezas dentales o mala colocación de las mismas.

 

2. Defectuosa coordinación de los movimientos necesarios para la pronunciación: movilidad insuficiente del velo del paladar, o en en la vibración, extensión o retracción de la lengua. Según Crystal, existe una “falta de coordinación fisiológica" que puede producir una imprecisión en la producción sonora.
 

3. Debilidad en el soplo, habiendo adquirido la mecánica del mismo.


4. Mal resultado sonoro final: Debido a traslaciones o inversiones de vocales y consonantes próximas en la cadena fónica., o incorrecciones en su habla espontánea, teniendo ya reeducados los distintos fonemas en su habla repetitiva o dirigida.

 

 

 

 

 

¿En qué consiste la intervención logopédica en dislalias?

 

En primer lugar, para que toda intervención en dislalias sea efectiva, esta debe ser sistémica, es decir, deberá basarse en el trabajo diario y constante para su rápida mejoría, tanto dentro como fuera de la propia sesión de logopedia. De esta manera, el niño será capaz de integrar lo antes posible esos fonemas que presentan dificultad en su rutina diaria, y de esta forma, el éxito conseguido le hará sentirse con mayor positividad y mejor autoestima para poder avanzar más rápidamente en la intervención.

 

En cuanto al objetivo principal a conseguir dentro de la intervención, será articular correctamente todos los fonemas del lenguaje (vocálicos y consonánticos), primeramente de manera aislada, posteriormente en sílabas tanto directas, como inversas y mixtas, y después en palabras y finalmente frases, para así conseguir con el trabajo diario una correcta articulación en el habla espontánea, en los distintos ámbitos del paciente.

 

Previamente, y de manera simultánea y secuenciada, para adquirir una correcta articulación de los fonemas, será necesario trabajar otros aspectos como son:

- Respiración y soplo.

- Discriminación auditiva.

- Psicomotricidad y relajación.

 

 

 

 

¿A qué edad se adquieren los distintos fonemas?

 

De modo general y orientativo, el orden de adquisición de los fonemas del Español sería el siguiente, no obstante pueden darse variaciones en el orden y en la edad de adquisición dependiendo de diversos factores (nivel de desarrollo y madurez evolutiva, estimulación cognitiva, etc).

 

 

 

 

 

 

 

 

Beatriz Giménez Navarro

Logopeda Centro Saraena
Col. 30673

Please reload

Post destacados

Cuando el rostro pierde su expresión: Parálisis facial periférica

December 26, 2016

1/2
Please reload

Últimos post

February 22, 2016

Please reload

Archive
Please reload

Search By Tags
Please reload

Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

2019 Copyright Centro Saraena - Logopedia y psicología

Nº RES 40000452

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle